Almería contará con una Facultad de Medicina

La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de la sociedad española de contar con más profesionales sanitarios. Por eso creo que es una excelente noticia para Almería y para los almerienses que la Universidad de Almería haya obtenido finalmente la certificación definitiva para implantar el grado de Medicina para el próximo curso. Contar con la esperada Facultad de Medicina va a suponer numerosos beneficios no solo para la capital, sino para toda la provincia, y va suponer además que no sólo podamos disponer en el futuro de más profesionales de la Salud, sino que los futuros estudiantes no tengan que desplazarse a otras provincias para cursar una carrera muy exigente y muy necesaria por la que cada año optan más jóvenes. Valga un dato: en el último año, unos 300 alumnos almerienses pidieron el grado de Medicina en su primera opción. De éstos entraron 107 y la mitad tuvo que irse a estudiar a una universidad fuera de la comunidad andaluza. Hasta ahora los almerienses que querían estudiar Medicina podían hacerlo en las Facultades de Málaga, Granada, Sevilla, Cádiz o Córdoba, o salir de Andalucía y acudir a alguna de las 47 facultades, entre públicas y privadas, que imparten el Grado en toda España. Pero el próximo curso ya podrán hacerlo en su propia provincia. Y eso, objetivamente, es una muy buena noticia que viene a certificar lo que todos ya sabíamos: que la Universidad de Almería es un referente en la formación y en la transmisión de conocimiento, tanto para estudiantes como para docentes que deciden desarrollar en ella su actividad educativa e investigadora. En este sentido, no hay que olvidar que los estudiantes que decidan cursar estos estudios van a tener la suerte de tener muy cerca para completar su formación uno de los mejores hospitales de España, como es el Hospital Universitario Torrecárdenas. En el Ayuntamiento compartimos el entusiasmo de la comunidad universitaria almeriense y seguiremos colaborando con la UAL en cuantas medidas favorezcan su crecimiento, tal como hicimos en 2005 cediendo una parcela de 17.000 m2 en el entorno de Torrecárdenas para la construcción de la Facultad de Medicina. El nuevo Grado de Medicina, que es también fruto del apoyo de la Junta de Andalucía a la provincia de Almería, será un poderoso activo de cara a la retención y atracción de estudiantes, para desarrollar el talento profesional y para poder generar recursos científicos y sanitarios. Todo ello supondrá además la mejora de la competencia de la Universidad de Almería como un centro de gestión del talento comprometido con el desarrollo de la sociedad de la que sale y a la que sirve. Que nuestra Universidad amplíe su horizonte formativo es también una manera de reforzar los lazos de esa institución con el tejido económico y productivo almeriense, fomentando la excelencia a través de la competencia. Pienso que en la medida en que la UAL pueda ampliar su capacidad de generar y transmitir conocimiento estará avanzando en el cumplimiento de su papel dinamizador de la sociedad almeriense. Se abre, por tanto, un nuevo escenario lleno de ilusión por el futuro en el que Almería crecerá de la mano de su Universidad, que es uno de nuestros principales elementos de valor colectivo. Enhorabuena a todos.


puerto de almeria

El primer paso en firme del Proyecto Puerto Ciudad

Durante demasiados años la ciudad de Almería no ha sabido orientar y aprovechar al máximo su privilegiada ubicación litoral y ha vivido y crecido, como tantas veces hemos dicho, de espaldas al mar. Es por eso que una de las principales líneas de gestión municipal que he querido tener presente desde el primer día al frente del Ayuntamiento es la de abordar con rigor, prudencia y determinación la incorporación de estrategias urbanas que propicien lo que podríamos definir como el reencuentro de Almería con el mismo mar que la vio nacer hace ya miles de años. Sé que no es una cuestión sencilla de resolver, pero afortunadamente los pasos que vamos dando en el desarrollo del Proyecto Puerto Ciudad nos permiten ser razonablemente optimistas. En este sentido, me gustaría compartir y trasladar la satisfacción y la ilusión del Ayuntamiento por la reciente aprobación del convenio que va a permitir que la ciudad de Almería disponga finalmente de los terrenos en los que se va a desarrollar el esperado proyecto de transformación de la franja litoral de nuestra capital. Se trata de un acuerdo técnico complejo que hemos podido culminar con éxito gracias al minucioso y muy profesional trabajo de los técnicos del Ayuntamiento, de la Junta de Andalucía y Puertos del Estado, a los que desde aquí quiero dar las gracias. Por medio de este acuerdo, superficies que en su origen tenían una actividad portuaria que se ha dejado de hacer debido a la transformación y evolución de la misma, vuelvan a incorporarse a la ciudad y puedan convertirse en espacios de creación de oportunidades de futuro para todos los almerienses, especialmente los que hoy son más jóvenes. Limitarse a planificar la ciudad para los próximos cuatro años puede ser una buena estrategia electoral, pero las ciudades no pueden dar un salto de calidad sin una rigurosa planificación a medio y largo plazo. Y ese es el espíritu que marca la línea de trabajo del Ayuntamiento. Lo cierto es que estamos ante el primer paso efectivo del esperado Proyecto Puerto Ciudad de Almería y confío en que en breves semanas podamos terminar de cerrar los flecos del acuerdo sobre su financiación con la Junta de Andalucía para poder iniciar así el proceso de planificación y acondicionamiento de los terrenos antes de concluir la definición final de los usos escogidos y avanzar en su fase de urbanización.
No soy muy partidario de hablar de fechas o plazos porque la administración pública está sujeta siempre a muchos factores externos que aconsejan prudencia y contención, pero lo que sí quiero dejar muy claro es que el compromiso que llevamos manifestando desde hace ya seis años en el Ayuntamiento sobre el proyecto Puerto Ciudad permanece y permanecerá inalterable. Es cierto que la complejidad técnica y administrativa de una actuación tan ambiciosa y de tanto alcance no facilita precisamente que el proyecto avance con la velocidad que a todos nos gustaría, pero eso no disminuye nuestro compromiso ni nuestra firme voluntad de llevar a cabo una actuación que, estoy convencido, va a ser una clave de ciudad para la Almería del siglo XXI.


Disfrutemos de un gran puente en la mejor ciudad del mundo

El calendario nos brinda la oportunidad de alargar este fin de semana en un puente festivo que trae a Almería una agenda llena de propuestas para disfrutarlo en familia y con amigos. Las diferentes áreas municipales han preparado una variada selección de actividades para todos los públicos y si el tiempo nos respeta, que según las previsiones parece que así será, sólo nos queda prepararnos para aprovechar este puente en la que, como siempre digo, es para mí la mejor ciudad del mundo. La primera propuesta cultural para estos días es la Feria del Libro, en el Paseo de Almería, con más de un centenar de actividades hasta el 2 de mayo. Una tradición que por fin vuelve a su faceta más cercana y querida, que es la cercanía de los lectores con los autores y sus obras. Habrá firmas de libros, presentaciones y encuentros con escritores para festejar y celebrar no sólo el vital acto de leer, sino también la vuelta a la práctica normalidad en las calles tras la pandemia. En la Rambla Federico García Lorca nos encontramos con la novedad de la celebración de las tradicionales Cruces de Mayo en un único espacio que da acogida a seis ambigús cofrades, que han preparado esta otra vuelta a la normalidad con toda la alegría que supone para las Hermandades y Cofradías una de sus celebraciones más queridas tras la Semana Santa, que este año además ha tenido el brillo especial del reencuentro. Por otra parte, hemos convertido la Plaza Vieja en el escenario de la Feria Western hasta el 1 de mayo. Una oportunidad de rendir un homenaje de afecto y cariño a los seguidores de un género cinematográfico que para siempre irá unido a la historia de Almería y sus escenarios naturales, con un completo programa de bailes de época, pasacalles, actuaciones de especialistas de cine, juegos infantiles y talleres de maquillaje y baile que convertirán el corazón de nuestra ciudad en un auténtico escenario de película. Otra de las actividades que vuelven este sábado es el Rastro de Antigüedades, Pintura y Artesanía, que regresa al Parque Nicolás Salmerón. Allí todo el mundo podrá encontrar objetos, pinturas y artesanía con descuentos desde las 10 hasta las 14 horas y más de un centenar de participantes. No quiero dejar de mencionar que este fin de semana el Unicaja Costa de Almería va a disputar en el Pabellón Moisés Ruiz la final de la Superliga de Voley contra el Club Voleibol Melilla Sport Capital, con lo que tendremos la oportunidad de llenar el pabellón para animar y disfrutar con la emoción de la disputa de un nuevo título para nuestro equipo. Ya el domingo, el Auditorio Municipal Maestro Padilla acoge la gran final del concurso de agrupaciones del Carnaval de Almería y como guinda a este gran puente de mayo en Almería, el Solazo Fest vuelve con más ganas que nunca, con casi medio centenar de artistas, dos escenarios, carpa DJ, multitud de foodtrucks, actividades y complementos, con un día dedicado a la música urbana, el del 30 de abril; y el 1 de mayo a la rumba y el dance ‘remember’, con artistas como Omar Montes, Ptazeta, Camela, Juan Magán, y Andy y Lucas. A todo eso hay que sumarle la permanente oferta de nuestros comercios, bares y restaurantes, para completar así un amplísimo abanico de posibilidades de disfrutar de una ciudad luminosa, alegre y abierta, que recibe con cariño a sus visitantes y no deja de sorprender y enamorar a los propios almerienses. Disfrutemos, por tanto, de la gran suerte que supone vivir en Almería. Feliz puente a todos.


reunion-adif

Almería demanda más ambición para mejorar sus trenes

Después de haber mantenido hasta tres reuniones en Granada para explicar allí y sin presencia de almerienses el estudio funcional del tramo ferroviario que unirá esa provincia con la nuestra, y después de que tanto el presidente de la Diputación, Javier Aureliano García, como yo mismo expresásemos nuestra sorpresa ante este hecho, finalmente el pasado viernes pudimos celebrar en la Subdelegación de Gobierno un encuentro con la presidenta de ADIF y el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, que nos trasladaron los planes y plazos del Gobierno de España para esta actuación, que tantísima importancia tiene para todos los almerienses. Agradezco el tono de cordialidad y la buena voluntad demostrada por los responsables gubernamentales, a los que expliqué que la expresión pública de nuestro malestar debe situarse en la trascendencia que para la sociedad almeriense tienen sus pésimas, injustas y discriminatorias comunicaciones ferroviarias y no en la agenda partidista del corto plazo político. La verdad es que no sabemos si esta reunión se habría celebrado de no haberse producido antes la firme protesta por parte de las administraciones almerienses a la que antes aludía, pero en todo caso me gustaría decir que el estudio que nos presentaron es, a mi juicio, escasamente ambicioso, porque las mejoras previstas se traducirán en apenas veinte minutos de reducción de la duración del recorrido entre Almería y Granada. Creo que recojo el sentir de una amplia mayoría de la sociedad almeriense si digo que después de haber esperado tantos años nos merecíamos un horizonte de comunicaciones mucho más claro y un catálogo de soluciones más efectivas. Así se lo trasladamos a los responsables de ADIF, a los que desde aquí sigo animando, dado que el estudio no está aún finalizado, a que busquen soluciones más efectivas que redunden en unas comunicaciones ferroviarias más rápidas y mejores no ya sólo con Granada, sino con el resto de España. También aprovechamos para actualizar novedades de proyectos muy necesarios para Almería como el soterramiento de las vías del AVE, que es el tramo más importante de todo el proyecto, para que finalmente los almerienses tengamos alta velocidad vía Murcia y poder disfrutar así de una mejor comunicación con Madrid y con el resto del Corredor Mediterráneo. También abordamos la conexión ferroviaria con el Puerto, que es un tema fundamental que no puede definirse sin la presencia de la Autoridad Portuaria y por ello hemos quedado emplazados a mantener una reunión conjunta en la que se estudien las diferentes posibilidades de conexión ferroviaria del puerto, de su encaje dentro del proyecto Puerto-Ciudad de recuperación del litoral y de qué manera nuestra rada puede seguir siendo un activo económico para toda la provincia y su papel como elemento creador de empleo, riqueza y ocio en el modelo de ciudad que estamos poniendo en marcha para el futuro. Desde el Ayuntamiento seguimos tendiendo la mano al resto de administraciones para trabajar conjunta y lealmente en la puesta en marcha de mejores comunicaciones e infraestructuras para Almería y por eso animamos a ADIF a que termine este estudio informativo buscando la manera acrecentar las mejoras previstas en la conexión Almería-Granada. Que no teman ser más ambiciosos a la hora de pensar en Almería. Sólo así podremos disfrutar de unas mejores y más rápidas comunicaciones ferroviarias.


Que nada, ni nadie, frene la transformación del Casco Histórico

El Ayuntamiento de Almería acaba de aprobar la cesión temporal y gratuita, por parte de la Fundación Sagrado Corazón de Jesús, del suelo urbano sin edificar situado en el Cerro de San Cristóbal con el fin de llevar a cabo las obras de mejora, accesibilidad y remodelación del entorno donde se ubica el monumento del Sagrado Corazón. Se trata de un paso previo necesario para poder poner en marcha lo antes posible un ambicioso proyecto de transformación urbana, cultural y paisajística destinada a convertir ese entorno histórico en un enorme valor de futuro para toda la capital. Y es que el respeto al patrimonio, a la historia y las raíces de Almería no se proclama; se demuestra. Y el proyecto que presentamos hace unos días en el mejor mirador existente sobre nuestra ciudad es otra demostración más de nuestro compromiso con la transformación integral de una zona que, estoy convencido, se va a convertir en un entorno de referencia cultural, paisajística y turística en Andalucía y en el resto de España. Estamos trabajando sobre nuestro pasado con criterios de futuro buscando la suma y aportación de todas las características que hacen de San Cristóbal un conjunto único: raíces históricas, entorno medioambiental, riqueza patrimonial, cercanía al centro y enormes posibilidades de desarrollo turístico y social. Y la actuación que estamos poniendo en marcha interpreta e integra el espacio, el tiempo y la naturaleza, para convertir el Cerro de San Cristóbal en un entorno patrimonial y urbano de primer nivel que viene a completar el proyecto global de reactivación del centro histórico de Almería que estamos desarrollando desde el Ayuntamiento en colaboración con la Junta de Andalucía, para convertir de una vez por todas el eje Plaza Vieja, San Cristóbal, La Hoya, La Alcazaba y Mesón Gitano en un recorrido de historia y de futuro para Almería. Se trata de un proyecto del arquitecto Jesús Basterra, ganador del concurso de ideas convocado en 1999 para el desarrollo del PERI de San Cristóbal. La inversión calculada para este proyecto se cifra en 3,5 millones de euros y el plazo previsto de las obras se estima en 18 meses. La idea sobre la que pivota esta actuación es fomentar el uso ciudadano de esta zona, actualmente degradada, pero que como digo cuenta con un potencial enorme desde el punto de vista histórico, patrimonial, turístico y paisajístico. En definitiva, desde el Ayuntamiento estamos tratando de impulsar un eje urbano lleno de posibilidades de futuro que debemos preservar de debates estériles y escenificaciones políticas que sólo sirven para retrasar y frenar iniciativas enormemente positivas para todos, como hemos visto por desgracia en la Plaza Vieja, en donde algunos han demostrado con creces lo mucho que les importa su ideología y lo poco que les importa el progreso de Almería. Sería muy triste ver que las obsesiones sectarias de unos pocos paralizan o frenan una actuación de futuro tan determinante como la remodelación de la Plaza Vieja, mientras que a su alrededor toda esa zona avanza decididamente hacia el cambio histórico de ver el entorno de nuestra Alcazaba convertido en un motivo no sólo de admiración y orgullo, sino también en una magnífica fuente de empleo, riqueza y desarrollo para muchas familias. No volvamos a caer en el error de perjudicar a todos los almerienses por el interés partidista de unos pocos.


Cuidar la Semana Santa es cuidar a Almería

La Semana Santa es una tradición arraigada en el tiempo que ni se impone, ni tampoco se prohíbe, y que pertenece al pueblo porque es el pueblo quien la forja y llena de sentido. Si ser cofrade es, entre otras muchas cosas, saber esperar con templanza lo que más se desea, puedo decir con orgullo que Almería tiene los mejores cofrades del mundo, porque todas nuestras hermandades y cofradías han sabido aplazar con ejemplar entereza sus emociones y sus ganas durante estos dos largos años de pandemia. Y ahora, con el corazón aún encogido por el recuerdo de tantos cofrades almerienses que no van a poder ser testigos de la vuelta de la Semana Santa a las calles de nuestra ciudad, estamos recuperando la celebración de una de nuestras tradiciones más queridas, que además este año se va a vivir de un modo muy especial gracias al trabajo de las 22 Hermandades y Cofradías de nuestra ciudad en coordinación con las diferentes áreas municipales. Un esfuerzo conjunto en el que el Ayuntamiento ha invertido más de 400.000 euros y que, estoy seguro, va a estar a la altura de toda la expectación y todas las emociones que se han levantado en Almería durante los últimos meses. No hay que olvidar que estamos hablando de la Semana Santa de Almería, que es una semana santa de referencia. Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2019, la de este año tiene una novedad muy importante: un nuevo recorrido oficial que va a dar más vida al centro histórico de la ciudad y va a potenciar el entorno de la Catedral. Creemos que salimos ganando con un recorrido más abierto, más estético, más visual y mucho más cercano. Hemos acordado prescindir de las gradas y vamos a instalar más de 2.000 sillas. Habrá además más de mil metros lineales de vallado y naturalmente, un amplio dispositivo de seguridad con Policía Local vigilantes y auxiliares, azafatas de atención al público y atención sanitaria a los cofrades. Queremos, además, que la Semana Santa de Almería llegue a todo el mundo. Hay un magnífico vídeo de promoción, una web específica y 5 puntos de retransmisión de Interalmería TV, que ofrecerá en directo las procesiones y también por streaming en redes sociales. Contaremos también con una App y 10.000 infográficos con toda la información sobre nuestra Semana Santa que serán repartidos en la Oficina de Turismo y 10.000 programas de mano, realizados con Cajamar, en las sillas de la carrera oficial. En definitiva, todo está dispuesto para que Almería disfrute de una Semana de Pasión inolvidable y plena, tanto para las personas que viven estos días desde el sentimiento religioso o las que aprovechan para conocer y disfrutar del ambiente de nuestra ciudad y de la oferta cultural y gastronómica paralela. Para el Ayuntamiento, apoyar la Semana Santa es cuidar a Almería. No hay movimiento social, deportivo o cultural que sea capaz de movilizar a más almerienses a lo largo del año y que sea capaz de generar una dinámica tan positiva para nuestra capital. Almería debe mucho a sus Hermandades y Cofradías. Por eso creo que debemos seguir apoyándolas e impulsándolas al máximo de nuestras posibilidades. Deseo que esta Semana Santa transcurra con toda la normalidad posible, que se mantengan las lógicas medidas de prudencia sanitaria requeridas por la evolución de la pandemia y que los almerienses y quienes nos visiten disfruten de la personalidad y de la honda tradición de una semana vivida y sentida desde la expresión más sincera de la creencia, la tradición y el reencuentro.


Una nueva mirada sobre el corazón histórico de Almería

El respeto al patrimonio, a la historia y las raíces de Almería no se proclama; se demuestra. Y el proyecto que el Ayuntamiento acaba de presentar para convertir el Cerro de San Cristóbal en el mejor mirador existente sobre nuestra ciudad es otra demostración más de nuestro compromiso con la transformación integral de una zona que, estoy convencido, se va a convertir en un entorno de referencia cultural, paisajística y turística en Andalucía y en el resto de España. Estamos ante una zona única, que debe ser aprovechada como factor diferencial y como seña de identidad urbana que, con la construcción de los Jardines Mediterráneos de la Hoya, la remodelación de los accesos a la Alcazaba y el acondicionamiento del conjunto monumental, va a convertirse en un motivo de orgullo para los almerienses y de interés para todo el que venga a Almería. Ahora, después de décadas de alejamiento y renuncia, se están dando los pasos necesarios para que podamos hacer de ese entorno un elemento generador de oportunidades de empleo, de emprendimiento, de turismo y de cultura. En definitiva, de riqueza y progreso. La actuación que hemos presentado hace unos días interpreta e integra el espacio, el tiempo y la naturaleza, para convertir el Cerro de San Cristóbal en un entorno patrimonial y urbano de primer nivel, y viene a completar el proyecto global de reactivación del centro histórico de Almería que estamos desarrollando desde el Ayuntamiento en colaboración con la Junta de Andalucía, para convertir de una vez por todas el eje Plaza Vieja, San Cristóbal, La Hoya, La Alcazaba y Mesón Gitano en un recorrido de historia y de futuro para Almería. Se trata de un proyecto del arquitecto Jesús Basterra, ganador del concurso de ideas convocado en 1999 para el desarrollo del PERI de San Cristóbal. La inversión calculada para este proyecto se cifra en 3,5 millones de euros y el plazo previsto de las obras se estima en 18 meses. La idea sobre la que pivota esta actuación es fomentar el uso ciudadano de esta zona, actualmente degradada, pero que como digo cuenta con un potencial enorme desde el punto de vista histórico, patrimonial, turístico y paisajístico. El proyecto de urbanización tiene dos objetivos: mejorar la accesibilidad del monumento al Sagrado Corazón y acondicionar el espacio libre resultante. Se trata de uno de los proyectos subvencionados con los Fondos Next Generation y es muy importante que no pensemos en este proyecto como algo aislado, sino que viene a sumarse a otras actuaciones impulsadas por el Ayuntamiento en la zona, como la ampliación de la calle Pósito, la conexión de ésta con la calle Almanzor, la construcción del nuevo edificio de la Gerencia de Urbanismo, los jardines mediterráneos de La Hoya , la intervención sobre la calle Almanzor, el Mesón Gitano, la rehabilitación interior de Casas Consistoriales, la remodelación de la Plaza de la Administración Vieja, calle Juez y calle Mariana y la remodelación calle Antonio Vico y su entorno. Quiero invitar a los almerienses a que sientan este proyecto como algo suyo, porque nuestro objetivo es conseguir algo que todos, alguna vez, habíamos imaginado, pero que hasta ahora nadie había podido o sabido hacer: transformar una zona llena de debilidades en un marco de fortaleza urbana, turística, cultural y social.


Los desprecios a Almería no aceleran la llegada del AVE

Hace apenas dos semanas que en este mismo espacio recordaba el permanente compromiso del Ayuntamiento de Almería con la llegada del AVE. Y decía que ninguna infraestructura es tan importante para nuestra ciudad como la llegada de ese tren a través del soterramiento. Para ello, en el Ayuntamiento seguimos trabajando para tener cuanto antes el mejor soterramiento y que esa obra tan necesaria nos cueste lo menos posible. Pero para que una actuación tan costosa y tan compleja desde el punto de vista técnico y administrativo sea finalmente una realidad, es imprescindible un mínimo de lealtad institucional. Y por eso llama la atención que en el Ayuntamiento hayamos tenido que conocer a través de la prensa la reunión que el Ministerio de Transportes y ADIF acaban de mantener con cargos del PSOE de Granada para adelantarles los cambios y actuaciones que se van a hacer en la línea ferroviaria Granada-Almería. Una reunión a la que nosotros no fuimos invitados. Y ante eso quiero decir dos cosas: la primera es que yo seré el primero en aplaudir cualquier mejora que se haga en este sentido, pues como vengo diciendo desde que tengo memoria, la ausencia de unas comunicaciones dignas es el mayor factor limitante del crecimiento y desarrollo de la provincia como Almería, que ve permanentemente lastrado su futuro a causa de las dificultades que provocan nuestras penosas comunicaciones. Una situación injusta y lamentable ante la que no cesaré de exigir las actuaciones y respuestas más rápidas y eficaces. Pero por otro lado, no puedo dejar de destacar la facilidad con la que el gobierno de Pedro Sánchez confunde los límites que separan su actuación institucional con las dinámicas internas del PSOE. El sectarismo nunca ha sido un buen aliado de la eficacia en la gestión pública. Y lo que acaba de hacer el gobierno del señor Sánchez excluyendo a los almerienses de ese encuentro es dar una nueva muestra, otra más, de no querer o no saber entender dónde termina la política y dónde empieza el servicio público. Borrar al Ayuntamiento de Almería de una reunión en la que se estudian cuestiones relativas a la llegada del AVE a nuestra capital por el simple hecho de que el PSOE no gobierna el Ayuntamiento de Almería es un gesto muy poco presentable que no encaja en la necesaria lealtad institucional que apuntaba antes como una de las líneas de trabajo necesarias para agilizar al máximo la llegada del AVE. No militar en el PSOE no nos resta representatividad, como tampoco nos exime del cumplimiento del pago de nuestras aportaciones económicas para llevar a cabo el proyecto. Y si pagamos puntualmente, queremos estar informados puntualmente. Excluir al alcalde de Almería de una reunión en donde se estudia la llegada del tren a su ciudad es, cuando menos, una descortesía que se calibra perfectamente si se piensa que a esa reunión sí que fue invitado el alcalde de Granada que, a diferencia del de Almería, sí milita en el PSOE. Pero el desaire no se ha tenido con el alcalde o con el partido del alcalde. Ha sido un nuevo desprecio a todos los almerienses, con independencia del sentido de su voto. Una falta de lealtad institucional que nos atañe a todos y que, por desgracia, vuelve a cargar de dudas razonables el calendario de llegada del AVE a Almería. Un mal gesto que es también una mala noticia que no beneficia a nadie.


casa-consistorial

Imagen, prestigio y orgullo de Almería

El Ayuntamiento es el nervio y el pulso de la ciudad de Almería. Dignificar su sede no es sino mostrar a los almerienses el respeto que nos merece la sociedad de la que salimos y a la que servimos. Por eso, la firma del acta del inicio de la fase final de las obras de rehabilitación de la Casa Consistorial, que tuvo lugar el pasado jueves en el espacio ocupado históricamente por el Salón de Plenos del Ayuntamiento con la presencia del Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, fue una excelente noticia para todos los almerienses.

Han pasado ya veintiún años desde que otro presidente de la Junta y otro alcalde anunciaran a los almerienses la rehabilitación de su Ayuntamiento. Veintiún años. Ese fue exactamente el tiempo que duraron las obras del Escorial en el S. XVI. Pero no merece la pena insistir en lo que ha pasado, que creo que es algo que conocen perfectamente todos los almerienses, sino que es tiempo de hablar de lo que va a suponer esta obra para nuestra ciudad. Y créanme que el alcance y la dimensión de esta actuación ni pueden, ni merecen ser disminuidos por interpretaciones partidistas o llevarse al siempre estrecho terreno de juego de la sigla y el color político.

Porque el edificio del Ayuntamiento no es de ningún partido, ni de ningún alcalde. Es la Casa de todos los almerienses y nuestro deber es ofrecerles un edificio a la altura de sus necesidades y sus demandas, para poder seguir prestándoles los mejores y más eficaces servicios. Devolver el uso a un edificio que ha sido escenario de la historia y la vida política, social y económica de Almería desde finales del S. XIX es una apuesta clara por nuestro patrimonio, por nuestra historia y por el respeto a lo nuestro, es decir, a lo que es de todos y no pertenece a nadie.

Terminar esta rehabilitación no sólo aportará valor patrimonial y arquitectónico a nuestra ciudad, sino que también aporta el valor inmaterial de la recuperación del uso y la costumbre de la actividad municipal en el lugar en donde siempre ha estado, donde la han conocido nuestros mayores y donde queremos que la conozcan también las próximas generaciones de almerienses. Pero eso no es todo. También es una clave de futuro de cara a la reactivación del Casco Histórico a través del eje que forman la Alcazaba, La Hoya, el Cerro de San Cristóbal y la Plaza Vieja.

Devolver la actividad municipal a esta zona tendrá, sin duda, un poderoso efecto dinamizador que favorecerá la recuperación turística, comercial, cultural y residencial de todo el centro. Una tarea en la que el Ayuntamiento viene contando desde hace unos años con la decidida y leal colaboración de la Junta de Andalucía, que ahora está sabiendo ver en el casco histórico de Almería la potencialidad que otros no quisieron o no supieron ver.

En definitiva, queremos que las viejas paredes del Ayuntamiento de Almería sigan siendo el marco en el que se alumbren acuerdos y avances positivos para todos los almerienses y para cuantos quieran venir a vivir con nosotros. Se lo debemos a quienes, antes que nosotros, han pasado por aquí y se lo debemos, sobre todo, a las nuevas generaciones en cuyas manos estará el futuro de Almería.


Cumplir con el AVE es cumplir con Almería

Ninguna infraestructura es tan importante para la ciudad de Almería como la llegada del AVE a través del soterramiento. En el Ayuntamiento seguimos trabajando para que podamos tener cuanto antes el mejor soterramiento y que esa obra tan necesaria nos cueste lo menos posible. En este sentido, cuando finalmente, que espero que sea en breve, lleguemos a un acuerdo con ADIF y la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento adelantará toda la cantidad económica que le corresponda para agilizar al máximo la finalización de esas obras. Hay que recordar que en el primer convenio que se firmó, el Ayuntamiento adquirió el compromiso de asumir una cantidad de pago de la obra próxima a los treinta millones de euros, de los que ya hemos puesto prácticamente una tercera parte. En la actualidad, las conversaciones entre las partes se están centrando no tanto en porcentajes, sino en conceptos, porque estamos hablando de muchas actuaciones que no forman parte de las competencias municipales. Pero insisto en que de esos veinte millones que restan de ese primer convenio, gracias al cual se pudo suprimir finalmente el paso a nivel del Puche, y que estamos estudiando de qué manera podrían reducirse gracias a la aportación de fondos europeos, en el Ayuntamiento estamos en disposición de aportar la cantidad que nos corresponda de manera inmediata. Nuestro compromiso con el AVE es tan firme como indiscutible y estamos preparados para volver a ser la primera administración que cumpla con el compromiso dado a todos los almerienses. Defenderemos, como nos corresponde, el interés general de todos y seguiremos negociando para preservar al máximo los limitados recursos públicos para lograr que el inaplazable soterramiento nos cueste a los almerienses la menor cantidad posible. Para ello hemos establecido un proceso de diálogo fluido y constructivo con Gobierno y Junta de Andalucía y creo que en el seno de la sociedad Almería Alta Velocidad la posición del Ayuntamiento ha sido en todo momento lógica y coherente respecto del reparto final del coste de la obra, porque entendemos que la aportación de los fondos europeos debe aliviar el peso de la aportación de todas las partes implicadas y no sólo de una. Tanto es así que no sólo estamos en disposición de firmar inmediatamente, una vez cerrado el acuerdo, sino que estamos en disposición de aportar toda la cantidad acordada en el mismo momento que haga falta. La apuesta del Ayuntamiento por el AVE es clarísima. Tener un ferrocarril de altas prestaciones entrando y saliendo de Almería de manera soterrada es una aspiración determinante y clave para el futuro inmediato de nuestra capital. Sabemos que no es una actuación barata y también sabemos que no va a ser sencilla desde el punto de vista técnico. Necesitaremos todavía muchos meses de trabajo y gestión para verla hecha una realidad palpable, pero por nuestra parte seguimos dispuestos a consignar el más claro y directo compromiso con este objetivo, aportando para ello y de modo inmediato la cantidad que finalmente se establezca. En el Ayuntamiento seguimos trabajando con diligencia y rigor en la llegada del AVE y tenemos los recursos económicos necesarios para seguir haciéndolo. Los almerienses llevamos demasiados años esperando y sufriendo las limitaciones y frenos que suponen unas comunicaciones claramente deficitarias, y por eso, y siempre llegando hasta el máximo de nuestras competencias y responsabilidades, seguiremos sumando esfuerzos por modernizar nuestras comunicaciones e infraestructuras, porque cumplir con el AVE es cumplir con Almería.