Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - Optimista ante el futuro de Almería

Optimista ante el futuro de Almería

Para tener una impresión muy optimista del futuro de Almería no hace falta tener simplemente un carácter positivo. Conocer de cerca lo que las nuevas generaciones de almerienses van a suponer para nuestra capital y nuestra provincia nos debe llenar de alegría, de confianza y, como digo, de optimismo.

En este sentido, la Asociación de Jóvenes Empresarios de Almería es un buen ejemplo de esto que digo. Hace unos días, en el transcurso de su gala anual de premios en la que tuvieron la amabilidad de distinguirme con uno de los galardones de la noche, les agradecí el premio diciéndoles algo muy sencillo: que ese premio era en realidad más suyo que mío.

Y es que los emprendedores, los valientes, los que se la juegan por un proyecto, son los que al final merecen nuestra admiración y reconocimiento. Y mucho más si son jóvenes.

En el objetivo de crear empleo estamos comprometidos todos, porque todos tenemos algo que aportar. En el Ayuntamiento, por ejemplo, estamos muy satisfechos de nuestra colaboración con otras administraciones, como la Junta de Andalucía, en iniciativas como El Cable, que de cara a la creación de empleo en Almería está suponiendo toda una inyección de energía, de creatividad, de atrevimiento y, en definitiva, de inteligencia y de talento aplicado al objetivo de generar puestos de trabajo y dinamizar la economía almeriense.

Además de eso, tal como señalaba hace unos días en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, el Ayuntamiento no sólo ha frenado la presión fiscal, cuando la mayoría de ayuntamientos la aumentaba, sino que además la ha logrado disminuir considerablemente.

De hecho seguimos bajando el IBI y de la mano de empresarios, autónomos y emprendedores, estamos preparando un paquete de medidas fiscales para ayudar a que en Almería se creen empresas que creen más empleo y que generen más riqueza y bienestar para todos.

Por eso quiero aprovechar para trasladar desde aquí mi reconocimiento y mi aplauso a cuantos, como los jóvenes empresarios de Almería o de cualquier otra ciudad, se la juega por lo que cree.

Gente que lleva su idea, su proyecto y su ambición hasta el máximo. Gente que no teme a las numerosas dificultades que van surgiendo porque son ya el nervio de la actividad económica almeriense. Mujeres y hombres que están llamados a ser el elemento fundamental del tejido productivo local en esta ciudad y en el resto de nuestra provincia.

Por eso creo que el optimismo sobre Almería, además de un deber para un Alcalde, en este caso es una sensación que está plenamente justificada.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - parque de las familias

Compromiso de futuro para todos

Frente a los que se empeñan en trazar un retrato agorero, catastrofista y lleno de pesadumbre sobre la Almería actual, creo que el Debate del Estado de la Ciudad que acabamos de celebrar en el Ayuntamiento ha supuesto una excelente ocasión para confrontar la realidad cotidiana con las interpretaciones sesgadas de parte de la Oposición Municipal. De entrada creo que la gestión de estos últimos dos años demuestra claramente que el Ayuntamiento de Almería no sólo tiene un proyecto de futuro, que se está plasmando en numerosas obras y proyectos infraestructurales, sino que también ha demostrado su capacidad de liderar la opinión pública almeriense a la hora de asumir el desafío de mejorar nuestras comunicaciones, como también es necesario aumentar el número de hospitales y centros escolares y garantizar el aporte de agua para Almería. En este sentido, me gustaría decir que un debate sobre el Estado de la Ciudad es, también, un buen modo de tomar el pulso al estado de ánimo de una ciudad, que es una de las claves que más frecuentemente se olvidan a la hora de analizar el crecimiento y el desarrollo de las sociedades. Y sinceramente, creo que el estado de ánimo de Almería es bueno. Los almerienses tienen mucha ilusión por su ciudad. Por su futuro. Por sus posibilidades de desarrollo. Quedan ahora dos años para concluir el mandato de este Equipo de Gobierno. Tiempo suficiente para dejar atrás lastres del pasado y acelerar la marcha hacia una Almería que pivota sobre tres ejes de desarrollo: la creación de más oportunidades para más gente, la cohesión de los diferentes barrios y el tejido social almeriense y la modernización de los servicios y la administración pública. Cada cual interpreta la realidad según le conviene o interesa, pero sinceramente creo que pocas cosas son, a día de hoy, más antiguas que el catastrofismo con el que los grupos de la Oposición trazaron el retrato de Almería. Sin embargo, mi reto como Alcalde es aunar todas esas voces para el gran objetivo común de seguir haciendo de Almería una ciudad donde no sólo sea agradable vivir, sino también donde resulte rentable invertir, estudiar, trabajar, investigar y compartir conocimiento. Y lo hago desde la seguridad de que todos sabrán dar el mejor de sus esfuerzos por Almería, nuestra ciudad y la de nuestros hijos, que es el escenario de nuestro compromiso de futuro para el mañana de todos.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - creemos en almería

Unidad, solidez y claridad de ideas

La reciente celebración del XIII Congreso Provincial ha supuesto para el Partido Popular la confirmación de una realidad: que somos el principal partido de Almería y que estamos al servicio de los intereses, las necesidades, los proyectos y las ilusiones de todos los almerienses. Sé que eso es algo que habitualmente se dice desde todos los partidos políticos, pero el PP almeriense lo pude decir desde la convicción que provoca la unidad, la solidez y la claridad de ideas. Y eso es algo que no todo el mundo tiene, como están demostrando otros partidos, precisamente, hoy mismo. Además de eso, en el PP almeriense vamos a tener otra vez al mejor presidente que queremos tener: a mi amigo Gabriel Amat, al que no sólo le avalan los resultados, los logros y los avances que el Partido Popular ha supuesto para Almería, sino que también le avalan el cariño y el respeto que le tenemos los que siempre queremos lo mejor para el PP y, sobre todo, lo mejor para Almería. Y contamos además, a nivel andaluz, con el liderazgo de Juanma Moreno, quien más pronto que tarde será Presidente de la Junta de Andalucía. Y mientras hay quienes están enfrascados en sus pequeñas batallas personales, nuestra única pelea se llama futuro de Almería. Nuestro adversario es el desempleo y la falta de oportunidades para todos, porque nuestra pelea se llama empleo. Nuestra pelea se llama oportunidades para Almería. Y en este Congreso me ha cabido el honor de participar en una Ponencia de Organización y Política que supone un marco idóneo para la aplicación del talento, del esfuerzo y del compromiso en la consecución de esos objetivos. El PP sale de este Congreso mirando a Almería y a los almerienses con más ilusión y más confianza que nunca. Porque mientras que otros están en sus cosas, nosotros estamos con los almerienses. Personalmente, siempre he pensado que la política no es decir: la política es escuchar y dialogar. Y me gustaría que fuéramos capaces de entender este Congreso como un diálogo del PP con Almería. Un diálogo abierto, mirándonos de frente y con una pregunta que resume el espíritu de este encuentro: ¿Qué más puede hacer el PP por Almería?  Y la respuesta es sencilla. Nosotros estamos aquí para resolver los problemas de los almerienses y no para que los almerienses nos resuelvan nuestros problemas, que es lo que hoy están pidiendo otros. En definitiva, estamos sentado las bases de un partido abierto a todos los almerienses, y en donde caben todos los almerienses. Un partido más cercano, con más presencia en redes sociales, en medios de comunicación y en las calles de los pueblos y ciudades de Almería.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - corredor mediterraneo

Yo también quiero Corredor

Yo también quiero Corredor Mediterráneo. Creo que a estas alturas nadie puede considerarme sospechoso de tibieza a la hora de reclamar las infraestructuras o proyectos que, pensando en el futuro de Almería, sigue siendo necesario exigir a las diferentes administraciones.

El Ayuntamiento, institución más cercana a los almerienses, ni ha estado, ni está, ni estará de espaldas a la voz de la llamada sociedad civil almeriense cuando se reúne a exigir mejores trenes, más hospitales, nuevos centros educativos o más atención a nuestro patrimonio. Basta repasar la prensa de estos últimos meses para ver que  cada vez que los almerienses se han movilizado por esos objetivos, con independencia de quién fuera el convocante de esos actos, he estado presente o ha habido representación de mi Equipo de Gobierno. Como Alcalde, valoro el papel de un tejido social almeriense activo y atento, capaz de contagiar a la ciudadanía de la necesaria capacidad de reivindicar y hacerse notar cuando es necesario, porque una sociedad pasiva e incapaz de movilizarse está condenada al fracaso. Por eso he apoyado y seguiré apoyando las medidas que desde asociaciones, sindicatos o cualquier colectivo, entienda como positivas y cargadas de razón para Almería.

Pero lo que no voy a hacer es acudir a los actos en donde, de modo expreso, te recomiendan previamente que la presencia de políticos podría devaluar la esencia misma de la convocatoria. Y eso es lo que pasó con el reciente acto de reivindicación del Corredor Mediterráneo celebrado en Aguadulce. Y del mismo modo que puedo entender las razones por las que un colectivo empresarial prefiera desligar la presencia de políticos en la reivindicación de un proyecto vital para el futuro de tantas provincias, entiendo que en la nuestra haya quien se haya lanzado a interpretar esa ausencia como una muestra de desdén por mi parte. Pero no hay mayor desprecio que no querer conocer los hechos y parapetarse en eso que ahora llaman “verdad alternativa”. Del mismo modo, espero que los empresarios que hablaron de “aprender a votar”, sean coherentes y precisen si lo que quieren es volver al escenario anterior a la recuperación que está propiciando el Gobierno del PP en España o si, de verdad, creen que el mejor futuro para sus empresas estaría en un gobierno con “pactos de progreso” al estilo de las economías más ruinosas de Europa o con las medidas que, sobre salarios mínimos o despidos, impondrían los necesarios socios radicales de ese otro gobierno. ¿A dónde nos llevaría ese corredor?


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - El Toyo

Seguimos creando empleo en Almería

Siempre que aparece una nueva estadística sobre el empleo en Almería tengo una doble reacción: la de inmensa alegría por cuantos han conseguido -en algunos casos tras muchos meses de preocupación y angustia- un puesto de trabajo, sin que pueda olvidar la incertidumbre de los almerienses que, deseándolo por encima de cualquier otra circunstancia, aún no han logrado encontrar un empleo.

Mi compromiso, mi esfuerzo y toda mi capacidad de maniobra desde el Ayuntamiento de Almería están y estarán siempre con esas personas, porque soy plenamente consciente del enorme problema que significa el desempleo a cualquier edad.

No obstante, creo que existen sobrados motivos para la confianza y para considerar que, a pesar de las dificultades y de los retos que aún debemos superar, estamos en un indudable camino de recuperación económica, de restablecimiento del empleo y de creación de más oportunidades para más gente.

De hecho,  el paro registrado en Almería durante abril se situó en 61.466 personas, bajando en 1.646 parados respecto a marzo (un 2,61 % menos en términos relativos). En términos interanuales el paro ha registrado un descenso record al reducirse en 9.905 personas en los últimos doce meses, lo que representa un descenso del 13,88% respecto a abril de 2016, lo que supone el mayor descenso interanual en un mes de abril de la serie histórica. ¿Quiere decir eso que esté satisfecho? Pues sí y no.

Sí, como digo, por las familias que en estos meses han vuelto a la normalidad del empleo, y no por todos aquellos que siguen a la espera de demostrar o volver a demostrar su valía en el mercado laboral. En otro orden de cosas, creo que es justo señalar que estas cifras demuestran que las reformas del Gobierno de Mariano Rajoy están dando resultados, y que lo prudente y acertado es seguir en esa dirección, por mucho que existan voces que a pesar de la evidencia de los datos insistan en la ineficacia de las reformas, las medidas y las políticas de seriedad y rigor de un Gobierno que es el artífice de una recuperación económica reconocida y aplaudida en el conjunto de la Unión Europea.

Por otra parte, Andalucía sigue creciendo por debajo de la media nacional, con 852.000 andaluces aún en paro, mientras que la maquinaria de la Junta de Andalucía parece más atenta al devenir de la situación interna del Partido Socialista que a la resolución de los verdaderos problemas de las familias andaluzas, que sin duda tienen la falta de empleo de sus miembros en el primer lugar de sus prioridades.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal

Una imagen más clara y cercana

Innovar es crear valor económico. Y creo que era necesario innovar la imagen gráfica del Ayuntamiento de Almería, manteniendo la esencia del que ha sido y seguirá siendo el Escudo de nuestra ciudad. Por primera vez en las últimas décadas y por primera vez con criterios profesionales de posicionamiento y marca, hemos dado el paso de transformar y adaptar la imagen del Ayuntamiento de la capital, apostando por una línea de comunicación más sencilla, más clara, más representativa, identificable y moderna. Cambiar la imagen corporativa del Ayuntamiento de Almería, tanto de cara al exterior como de cara a la propia organización interna municipal, era una necesidad marcada por las necesidades de los diferentes mercados y por la evolución natural de las relaciones institucionales. Es una imagen que viene a mejorar todo y a no sustituir nada. El Ayuntamiento de Almería, como centro prestador de múltiples servicios en múltiples terrenos, debe ocupar su espacio de cara al público con unas formes y unos estilos adecuados a la evolución natural de las cosas, las empresas, los gustos, los usos y las costumbres y parece lógico que la imagen con la que nos presentamos públicamente evolucione también acorde a los nuevos tiempos o conceptos. Y así, la nueva imagen corporativa de la ciudad de Almería y del Ayuntamiento de la capital, que hemos presentado días atrás, respeta nuestra historia y la diversidad cultural que nos ha enriquecido durante siglos. En la nueva concepción del tradicional escudo de la ciudad, la imagen corporativa diseñada por la empresa Taller Emarketing parte de elementos simbólicos  e importantes en la conformación de la ciudad actual, como el mar o  la Alcazaba, y conserva otros como la Cruz de San Jorge, ya interiorizados por los almerienses, pero con un planteamiento más actual y moderno, más acorde con los tiempos actuales, que fortalezca la imagen de la ciudad y mejore la identidad corporativa de su Ayuntamiento. La nueva marca hoy presentada parte de la simplificación y modernización de elementos contenidos en su actual imagen, permitiendo en su diseño la entrada de conceptos más singulares representativos de la personalidad de Almería: el mar, como abrazo de civilizaciones, y sobre él una atalaya; la Alcazaba, a través de las almenas de la Puerta de la Justicia, monumento que refleja el esplendor histórico y cultural de una época extraordinaria de nuestra historia; y, por supuesto, manteniendo la Cruz de San Jorge, pero sin el marco con los blasones de los reinos de Granada, Navarra, Castilla, León y Aragón, y la corona real cerrada. Otra de las novedades, es que la denominación tipográfica 'ALMERIA CIUDAD' sustituirá a la actual ‘Ayuntamiento de Almería’, con el objetivo de acercar a los ciudadanos el concepto de una institución abierta y cercana.

 


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - Una Almería cada vez más limpia

Una Almería cada vez más limpia

La ciudad de Almería tiene un clima desértico dominado por los fuertes vientos y una escasez de precipitaciones con una media de 26 días anuales de lluvia.

Tiene además una costa arenosa y baja que se extiende algo más de 6 km., un Casco Histórico con calles de trazado muy antiguo y una notable presencia de visitantes, especialmente en época estival, que hace que la ocupación llegue incluso a triplicarse en algunas zonas.

Este escenario, de todos conocido, hace que el mantenimiento de la limpieza diaria de Almería requiera no sólo de un especial esfuerzo por parte del Ayuntamiento, sino también de un papel de colaboración activa por parte de la población.

Con este objetivo, acabamos de poner en marcha una nueva Ordenanza Municipal de Limpieza que viene a sustituir a la anterior, diseñada en 1987.

En el Ayuntamiento estamos convencidos de que se trata de una herramienta eficaz e innovadora, que va a permitir una evolución muy positiva en el sistema de limpieza planteado hasta la fecha, y que logrará un servicio acorde a cada zona del municipio, a cada afluencia de gente en el mismo y a cada época del año.

Es importante señalar que se trata de un instrumento legal que nace con el respaldo de los cuatro grupos políticos que conforman la Corporación municipal, lo que supone un primer paso fundamental para que su implantación tenga el recorrido necesario para conseguir el propósito para el que ha nacido: lograr una Almería más limpia.

Y para ello hemos apostado por algo tan sencillo como asumible: invitar a que los almerienses hagan de las calles la prolongación de su hogar.  Y del mismo modo que en casa, ni en casa de nadie, nos permitimos gestos como tirar papeles o chicles al suelo, y en todo momento prestamos atención a que todo quede recogido e higiénico, queremos conseguir una mayor implicación de los almerienses en el objetivo común de tener una ciudad más limpia, porque estamos convencidos de que una Almería más limpia se disfruta más.  Y no se trata de prohibir, sino de convivir. No se trata de recaudar, sino de transmitir con firmeza la determinación municipal de no permitir conductas insalubres e irresponsables.  Y eso no sólo afecta a los ciudadanos, sino que también se extiende a las empresas concesionarias de los servicios de limpieza y recogida de residuos, con las que seremos especialmente escrupulosos.

En definitiva, estamos dando un paso muy importante para lograr el deseo y el derecho de todos los almerienses a disfrutar, a diario, de una Almería cada vez más limpia.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal

Una semana muy buena para Almería

Vivir en Almería es un lujo. Y conocerla, un placer. Por eso desde el Ayuntamiento estamos trabajando a diario para que cada vez sean más las personas que decidan venir a Almería a pasar unos días, como ha sucedido esta Semana Santa. Siempre digo que la Semana Santa es objetivamente positiva para Almería. Y la de este año, aún a falta de recopilar todos los datos, creo que también lo ha sido. Las calles de Almería, los hoteles, los bares y los comercios han experimentado estos días un bullicio y una agitación muy positiva, porque el movimiento de gente siempre supone movimiento de caja. Por eso desde el Ayuntamiento defendemos la idoneidad de los días de Semana Santa como elemento creador de riqueza, de empleo y de más oportunidades para más gente. Con independencia del modo en que, siempre desde el respeto a todas las opiniones, se quiera vivir la Semana Santa, estos días son especialmente propicios para la creación de riqueza, de empleo y de más oportunidades para más gente. Por eso, y al menos mientras yo siga siendo Alcalde, el Ayuntamiento de Almería seguirá apostando por la Semana Santa. Mi deseo es que la Semana Santa siga creciendo en Almería y siga aumentando su proyección fuera de nuestra provincia. Llevamos dos años presentando la Semana Santa en Fitur y este año, además, lo vamos a hacer de forma más profesional. Desde el área de Turismo se ha contratado la edición de un vídeo que intentaremos lanzar a nivel nacional, también. En definitiva, desde el Ayuntamiento queremos aprovechar el factor diferencial de nuestro buen tiempo para que cualquier hueco del calendario que pueda ser usado para tomar vacaciones sirva para que la economía almeriense crezca. Para ello, además, acabamos de hacer público un nuevo y ambicioso Plan de Playas, que es otro de los principales atractivos de Almería durante, prácticamente, siete u ocho meses al año. Una apuesta que quiere dar más respuestas a las crecientes demandas, por lo que se ha ampliado la duración del plan, que será del 1 de junio al 31 de octubre. Cinco meses en las que nuestras playas contarán con pasarelas, balizamientos, duchas, más vigilancia y canales náuticas. Nuestro objetivo es hacer de los 10,6 km lineales de playa de la capital un espacio de encuentro, ocio y salud. Y para ello vamos a destinar 800.000 euros, el doble que el pasado año. Almería contará con playas accesibles, limpias, seguras y con más servicios, para contribuir a que la nuestra sea una ciudad destino turístico preferencial durante el mayor número de meses posible.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal - Estación de Tren

Abriendo Almería al futuro

Estos días he podido compartir con todos vosotros una de las mejores noticias que cualquier alcalde de Almería podría ofrecer a sus vecinos: por fin nuestra Estación de Ferrocarril será de todos los almerienses. Y eso será así después de meses de trabajo y reuniones que he mantenido con mi equipo en Madrid con responsables del Ministerio de Fomento y de ADIF encabezados por el Ministro Iñigo de la Serna, que acaba de estar en Almería para oficializar la noticia. De entrada, es de justicia expresar desde aquí al ministro y a su equipo la extraordinaria sensibilidad y la colaboración que en todo momento han puesto sobre la mesa para que este edificio, en mi opinión el más hermoso con el que cuenta Almería, pueda ser disfrutado por todos los almerienses. Y para ello el Gobierno se ha comprometido a pagar la restauración del 100% de todos los elementos externos e internos del histórico edificio.  Para ello ya se está elaborando un proyecto que permitirá iniciar la restauración en apenas unos meses. La actuación completa contará con una inversión de 1,65 millones de euros y se desarrollará durante aproximadamente un año, por lo que estará lista para el 2018. Y aunque estamos ante un hecho especialmente relevante para el futuro de Almería, no ha sido la única buena noticia que hemos tenido a raíz de la reciente visita ministerial porque el Ministro de Fomento adelantó además la conclusión del proyecto básico del soterramiento del paso a nivel de El Puche, con la solución pactada el año pasado, consistente en el soterramiento de las vías, adaptadas a la futura llegada del AVE. Con una inversión de casi 23 millones de euros, esta actuación cuenta con un plazo de ejecución de entre 12 y 15 meses, en función de lo que estime el proyecto definitivo y se espera que esté concluida para 2019. Como ya anunciamos hace tiempo, el paso a nivel de El Puche pasará a ser historia dentro de poco gracias al Partido Popular poniendo fin así a uno de los puntos más conflictivos en cuanto a la movilidad urbana. Paralelamente a estos anuncios, también firmé con el titular de Fomento y con el presidente de ADIF el acuerdo de cesión de los terrenos ferroviarios paralelos a la Carretera de Sierra Alhamilla para la ampliación de esta vía. Así, el ayuntamiento va a convertir lo que ahora es una carretera angosta que crea problemas de movilidad en una gran avenida. 9.208 metros cuadrados de suelo cedidos a la ciudad que viene a completar lo que ya se hizo en su día, de casi 20.000 metros cuadrados y que hoy es el Parque de la Estación. Pero eso no es todo. En muy breve plazo de tiempo el Ayuntamiento firmará con Costas el convenio que nos permitirá seguir ampliando el Paseo Marítimo de la capital. Entiendo que son demasiadas buenas noticias para quien prefiere limitarse a abrir polémicas y buscar agravios. Allá cada cual con su modelo de ciudad. El mío está claro: abrir Almería al futuro.


Ramón Fernández-Pacheco Monterreal

Mejorar la vida de los almerienses

Creo que para Almería es muy importante contar con un Gobierno cercano y receptivo, dispuesto a poner de su parte en la resolución de los problemas de los almerienses y a ayudar en la mejora de las condiciones y la calidad de vida de todos. Por eso quiero expresar desde aquí la receptividad y espíritu positivo que con el Ayuntamiento de Almería está teniendo el Ministerio de Fomento y, de manera especial, su titular, Iñigo de la Serna, con el que mañana lunes voy a firmar un acuerdo de especial importancia para el futuro de Almería, consistente en la cesión de casi diez mil metros cuadrados que discurren paralelos a la Carretera de Sierra Alhamilla para que el Ayuntamiento pueda construir allí una gran avenida más diáfana y con espacios verdes, que llegará desde la rotonda del Cable Inglés hasta el puente de la Avenida del Mediterráneo, y que será realidad dentro de unos meses.

Quizás para la oposición, que ha recibido esta noticia con indisimulado malestar, yo debiera haber empleado el tiempo empleado en cerrar este acuerdo en analizar el presunto sexismo de los regalos entregados en una carrera popular, pero creo que para los almerienses es mucho más útil construir ciudad antes que construir polémicas. Vamos a tirar muros y conectar de modo eficiente una de las zonas de Almería en donde hay mayor densidad diaria de tráfico.

En todo caso, con este proyecto Almería mejorará la movilidad de peatones y vehículos y se podrá convertir una calle de nueve metros de ancho en una gran avenida de veinte metros, con zonas verdes, carril bici, aceras más amplias y mejores accesos a los barrios de El Tagarete, 500 Viviendas, Cortijo Grande, Ciudad Jardín o La Goleta, y del que se verán beneficiadas más de 15.000 personas. Además de una mejora ambiental urbana, este proyecto supondrá que el peatón gane espacio donde ahora no tiene cabida. En este sentido, el estudio de movilidad que se realizará al hilo de este proyecto vendrá a determinar las condiciones de circulación sobre esta vía, el sentido de la misma, además de resolver las intersecciones para la mejor permeabilización sobre la zona, gracias a las posibilidades que plantea un proyecto que viene a hacer ciudad.

Respeto a quien quiera hacer de la oposición municipal un constante ejercicio de fabricación de polémicas, pero no puedo compartirlo. Yo no soy Alcalde de Almería para hacer polémicas de todo. Yo soy Alcalde para hacer ciudad.