Centrados en el futuro de Almería

De aquí a las elecciones del próximo 10 de noviembre, en el Partido Popular de Almería vamos a hablar de lo que verdaderamente importa. Hablaremos del empleo, de las pensiones, del agua, de nuestro campo, del modo de garantizar nuestro estado de bienestar y generar más calidad de vida para todos los almerienses. Hablaremos, en definitiva, de las cuestiones que preocupan a los almerienses. No hablaremos de las cuestiones que solo interesan a Pedro Sánchez, ni convertiremos la campaña en un certamen de ocurrencias y ofertas al por mayor. Y es que nosotros afrontamos la campaña con ilusión y ánimo constructivo, centrados en las cosas que nos unen a todos y con el objetivo claro de ganar entre todos el futuro para Almería y para España. Hablaremos de lo que mejor sabemos hacer, que es gobernar bien y gobernar para todos. Vamos a explicar lo que hemos hecho y lo que queremos hacer, poniendo como modelo los ejemplos de las comunidades, ciudades y pueblos en los que el gobierno del PP supone una garantía de progreso y desarrollo común. Para ello, desde el Partido Popular de Almería hemos presentado una lista de candidatos al Congreso y al Senado que garantizan la experiencia, el empuje y la capacidad de trabajo necesarias para conseguir ese objetivo. Mujeres y hombres que han demostrado su compromiso con nuestra tierra. Compañeros y amigos como Miguel Angel Castellón, Juanjo Matarí, Ana Labella, Rafa Hernando, Luis Rogelio Rodríguez Comendador y Rosario Soto, a los que aprecio y respeto y con los que estoy seguro de que Almería saldrá ganando. Personas que van a ser capaces de sumar y concitar el respaldo de los almerienses, que tienen en estas dos listas el mejor reflejo no sólo de lo que es hoy Almería, sino de lo que todos queremos seguir siendo en el futuro: una tierra próspera y abierta, capaz de traducir nuestro talento y nuestra capacidad de innovación en los ejes de la estabilidad y el impulso común. Unidos en torno a ese proyecto que preside mi amigo Gabriel Amat, queremos potenciar todo lo que nos cohesiona, para aglutinar a los almerienses en torno a una idea centrada, dialogante y reformista, que ofrece además la garantía de la experiencia de gestión en un contexto económico incierto. Todos sabemos qué pasa cuando hay problemas y gobiernas los socialistas en solitario o en compañía de los extremistas antisistema. Y no queremos repetir los mismos errores del pasado con el descontrol y las hipotecas políticas de los que no tienen más objetivo que romper España. Por eso el próximo 10 de noviembre vamos a salir no sólo a ganar las elecciones, sino sobre todo a lo más importante: a gobernar bien.


Gestionando ideas de futuro para Almería

Acabamos de celebrar el tercer aniversario de El Cable, que es una iniciativa de emprendimiento digital con base en Almería. Se trata del tercer espacio de la iniciativa Andalucía Open Future de apoyo al emprendimiento basado en la innovación e impulsado por el Ayuntamiento de Almería, la Junta de Andalucía y Telefónica, y tiene como objetivo acelerar de manera significativa la creación de empleo y el desarrollo económico a través de un entorno de trabajo en el que los emprendedores impulsan y maduran sus proyectos para convertirlos en negocios sostenibles. En las ciudades inteligentes, o al menos en las ciudades en las que la inteligencia es un valor al alza para la creación de empleo y riqueza, las administraciones están volcadas en apoyar el emprendimiento digital. Por eso el Ayuntamiento respalda este proyecto, que está sirviendo para generar entornos de trabajo que permiten a los emprendedores impulsar y madurar sus proyectos hasta convertirlos en negocios sostenibles. Y es que lo importante de estos tres años no es lo que ya se ha conseguido, sino lo que vamos a poder lograr para Almería en el futuro. Estoy convencido de que lo mejor de este camino que hemos emprendido juntos está todavía por llegar porque hemos conseguido sentar las bases de un ecosistema emprendedor, que a medio plazo será capaz de atraer al mejor talento tecnológico a nivel mundial y desarrollar respuestas innovadoras a los retos que plantea la Almería del futuro. Me gustaría que en el futuro los almerienses puedan tener aplicaciones que les faciliten el aparcamiento en la calle, que les permitan ahorrar energía o sistemas de gestión digital que permitan hacer realidad algo que repito muchas veces y que sé que finalmente se hará realidad, que es una Almería con más pantallas y menos ventanillas. Yo quiero que el Ayuntamiento aproveche esta dinámica para tomar decisiones que tengan capacidad real de transformar Almería. Para adoptar un modelo de gestión que rompa con las reglas de jerarquía establecidas hasta ahora y en el que las relaciones del almeriense con el Ayuntamiento no sean de arriba abajo y de abajo arriba, sino que vayamos hacia un modelo de relación horizontal. Si somos capaces de crear ese ecosistema emprendedor e innovador, estoy seguro de que Almería mejorará su tasa de productividad y podrá ayudar así a que Andalucía por fin sea capaz de liderar el crecimiento económico y la creación de empleo de toda España. Y es que queremos que el impulso de El Cable llegue todavía más lejos. Queremos posicionar al emprendimiento en el corazón de las políticas municipales y que la innovación pase a ser un sello propio de Almería. Seguimos trabajando en ello.


Espacios de cultura y modernidad en Almería

La manera más efectiva de modernizar las ciudades es establecer una perspectiva integradora de todos los cambios y novedades que tienen un significado propio y aportan calidad a la vida de los ciudadanos. En este sentido, creo que la apuesta por la cultura es un factor de modernidad que no sólo enriquece el escenario urbano, sino que genera elementos de clara mejoría en el estilo de vida de las personas. Por ello creo que es una noticia excelente que el Ayuntamiento haya comenzado a dar los pasos necesarios para poner en marcha una de las iniciativas más interesantes de la Almería que viene, como es la construcción de la llamada “Ciudad de la Cultura”. Como se ha informado recientemente, el Jurado del concurso de ideas para el diseño del proyecto de esta obra declaró, de forma unánime, como ganador del mismo la propuesta presentada bajo el nombre de ‘El Palmeral’ entre las 67 ideas presentadas al concurso. Un proyecto que se levantará junto al Auditorio Maestro Padilla y que aporta soluciones imaginativas a la propuesta municipal de remodelación de este espacio con la construcción de un edificio anexo que pueda albergar a la Orquesta Ciudad de Almería (OCAL) o la banda municipal, así como la adecuación y remodelación del entorno, dando forma a un proyecto cultural que enriquezca y mejore la ciudad. Una actuación que viene a modificar la imagen del actual edificio, creando lo que hemos venido a llamar una segunda piel que lo abraza, ampliando los espacios y reurbanizando el entorno prolongando la lengua verde que conforma el Parque de las Familias y su futura ampliación, pudiendo alcanzar los 100.000 m2 de zona verde. La idea fundamental es crear alrededor del edificio un parque con tres niveles vegetativos, en diversas alturas, lo que creará un microclima que protege el lugar de los vientos y de la salinidad del mar, creando un efecto envolvente sobre el edificio. Los autores del proyecto, que aún no se han dado a conocer públicamente ya que se presentaron ofertas en sobre cerrado no identificado, recibirán ahora el encargo de redactar el proyecto básico y de ejecución, así como la dirección facultativa de unas obras pensadas para armonizar el espacio de casi 20.000 metros cuadrados de superficie destinada a dotacional público en la que se encuentra el Auditorio Municipal, todo ello con una inversión estimada de unos siete millones de euros. En definitiva, una actuación que sin duda transformará positivamente el tejido urbano y social de una ciudad que tiene legítimas y fundadas aspiraciones a disfrutar de una modernidad que amplíe y mejore sus perspectivas urbanas.


Resolver los problemas o hablar de ellos

Ante los problemas hay dos actitudes: resolverlos o hablar de ellos. Y entiendo que la gestión pública debe atender antes a lo primero, especialmente cuando hay muchas personas afectadas y necesitando ayuda para volver a la normalidad.

La pasada semana Almería sufrió unas circunstancias climatológicas extraordinariamente adversas, con registros de precipitaciones insólitos en los últimos años, igual que en amplias zonas del sureste español. Es muy difícil saber con exactitud cuántos almerienses resultaron afectados por las lluvias y el viento, así como cuantificar el alcance económico que suponen las pérdidas y destrozos.

Con independencia de eso, no hay que olvidar que el peor dato de esta gota fría fue la concatenación de fatídicas circunstancias que llevaron a la muerte a un vecino almeriense, hecho que a todos nos sumió en el dolor de lo irreparable, poniéndose inmediatamente el Ayuntamiento a disposición de su familia para cuantos trámites han sido necesarios en un momento muy duro, en donde sólo hay espacio para el pésame y el respaldo, tal como trasladé a todos ellos personalmente.

Pero los problemas no se resuelven hablando. Después de una semana de trabajos iniciados sobre el barro en el primer minuto de las inundaciones, las zonas del término municipal afectadas por las lluvias están recuperando la normalidad que todos deseamos.

Y lo hemos hecho gracias a la solidaridad y profesionalidad de mucha gente. De los empresarios que ofrecieron sus hoteles para realojar a los afectados; de cuantos aportaron medios y productos para atenderlos; de las mujeres y hombres de la Policía Local y Nacional, Guardia Civil, bomberos, Protección Civil y emergencias sanitarias; de los funcionarios de las diferentes administraciones que coordinaron todo el operativo, de las Fuerzas Armadas que se ofrecieron para actuar allí donde hiciera falta, de los Servicios Sociales del Ayuntamiento y de cuantos vecinos anónimos echaron una mano para limpiar el lodo y achicar el agua de viviendas y locales. A todos ellos, de nuevo, muchas gracias.

Estoy muy orgulloso de ser alcalde de una ciudad con unos lazos de solidaridad tan fuertes, que ha vuelto a demostrar que cuando los almerienses trabajamos juntos no tenemos techo ni límite. Y es que las dificultades definen de lo que estamos hechos: de ganas resolver o de ganas de hablar. Y yo siempre estaré con quienes resuelven; con quienes se arremangan; con quienes no tienen miedo a pisar el fango y echar una mano. Y no sólo eso: desde el Ayuntamiento ya hemos propuesto medidas fiscales para bonificar hasta en un 95% el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras para volver a levantar invernaderos y locales destruidos por el agua, porque no podemos permanecer ajenos a esta tragedia. Pero sí que estamos ajenos a la verborrea de los que, ante la calamidad, se limitan a mirar y a seguir enfangando las cosas para ver qué pueden sacar. No somos iguales.


El ejemplo de una gran ciudad

La medida de una ciudad no sólo la da su habitabilidad, su riqueza patrimonial o la calidad de sus infraestructuras y servicios. En ocasiones, a las ciudades se las mide también por su capacidad de gestión y superación de la adversidad. Y ese indicador, que tan pocas veces queremos comprobar, ha vuelto a demostrar que Almería es una gran ciudad. Estoy muy orgulloso de ser alcalde de una ciudad que sabe responder con serenidad en los momentos difíciles, como los vividos en la madrugada del pasado viernes con el tremendo temporal de lluvia y viento. Y eso pasa porque sus vecinos saben que cuentan con unos servicios de protección y seguridad de primer nivel. En nombre de todos los almerienses, quiero dar las gracias desde aquí a los profesionales de los distintos ámbitos (Policía Local y Nacional, Guardia Civil, bomberos, sanitarios y Protección Civil) que durante las primeras horas del pasado viernes trabajaron de modo coordinado y ejemplar para paliar los daños y restablecer la normalidad alterada por las lluvias torrenciales y los fuertes vientos. Gracias también a todos los funcionarios y trabajadores de las diferentes administraciones (Ayuntamiento de Almería, Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Subdelegación de Gobierno) que permitieron coordinar con eficacia y rapidez las diferentes respuestas ante los daños causados por los casi 100 litros por metro cuadrado que cayeron en pocos minutos. Pero esa sensación de satisfacción por la eficacia demostrada queda empañada irremediablemente por la muerte de una persona cuyo vehículo quedó atrapado en el interior de un túnel inundado. Quiero trasladar desde aquí mis condolencias y todo mi cariño a la familia y amigos de esta persona, así como destacar de modo muy especial la valentía de los agentes de la Policía Local que arriesgaron su vida rescatando al resto de pasajeros de los vehículos implicados en el accidente, evitando así que la desgracia fuera aún mayor. Del mismo modo, quiero agradecer la comprensión y la colaboración que en todo momento mostraron los almerienses durante la aplicación del Plan Municipal de Emergencias que, en coordinación con el resto de las administraciones, posibilitó la necesaria respuesta en los puntos más afectados de la ciudad. Ojalá en el futuro no sea necesario volver a superar con éxito una prueba similar, y que no haga falta solicitar la actuación de los servicios de emergencia, pero creo que es algo objetivamente bueno para todos haber comprobado que la preparación, el entrenamiento y la organización de estos servicios nos aporta una garantía de confianza y tranquilidad ante cualquier eventualidad. Desde el Ayuntamiento seguiremos trabajando desde las diferentes áreas para reparar los daños causados por las lluvias lo antes posible y ayudar a que los afectados vuelvan cuanto antes a la normalidad.


puerto de almeria

Mejorando Andalucía desde Almería

El tiempo está demostrando que no nos equivocábamos cuando insistíamos en que el nombramiento de Juanma Moreno como presidente de la Junta de Andalucía iba a abrir un horizonte de cambios y oportunidades para Almería. A nadie se oculta que el largo ciclo de gobiernos socialistas en nuestra comunidad no había supuesto para Almería el despegue y la transformación que el talento y la aportación de los almerienses al conjunto de Andalucía debería haber llevado aparejada. Todo lo contrario. La administración socialista distinguió a Almería con su desapego, mantuvo siempre las distancias, retrasó e incumplió sistemáticamente todos sus proyectos en nuestra capital y usó sus delegaciones provinciales como oposición al Ayuntamiento gobernado por el Partido Popular. Por eso creo que es muy importante trasladar a todos los almerienses el mensaje de que el cambio de ciclo que propiciaron las urnas ha permitido que, por primera vez, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento estén mirando a Almería, por fin, en la misma dirección. Una dirección que es de ida y vuelta, como prueban las dos reuniones que, junto a un equipo de concejales, he podido mantener en Sevilla la pasada semana con las consejeras de Cultura y de Agricultura, de las que hemos vuelto cargados de buenas noticias y anuncios para el patrimonio de Almería, para su desarrollo cultural y para la innovación agroalimentaria. Unas relaciones cuya mejoría la refleja, por ejemplo, la visita a Alcaldía el pasado viernes de la presidenta del Parlamento Andaluz, Marta Bosquet. Y eso creo que es algo objetivamente bueno, no sólo para Almería, sino también para esa nueva Andalucía que queremos hacer, alejada del centralismo excluyente que tanto daño ha hecho a la Andalucía periférica. Y creo también que es bueno escenificar de algún modo que esa Andalucía antigua y moldeada a los intereses y necesidades del Partido Socialista es algo del pasado. Fruto de esos encuentros, crearemos un Patronato para que nuestra Alcazaba sea por fin un referente patrimonial, cultural y turístico de primer nivel, como también se cumplirá el anuncio del respaldo económico para una de las instituciones culturales almerienses más sólidas, como es la Orquesta Ciudad de Almería. Del mismo modo se hará realidad la promesa de Moreno de habilitar en Almería un centro de innovación agroalimentaria que apueste por la tecnología puntera en el ámbito hortofrutícola. Y eso, siendo muy importante, no es lo mejor de todo. Lo mejor es poder comprobar que estamos poniendo en marcha una Andalucía mejor, capaz de dar valor a su periferia. Un cambio de perspectiva y enfoque muy positivo para todos.


El AVE está cada vez más cerca de Almería

Sin lugar a dudas, una de las principales infraestructuras que precisa la dinámica social y económica de Almería sigue siendo el soterramiento de las vías del AVE en la capital. Como todo el mundo sabe, después de muchos meses de reuniones y trabajo conjunto, hemos conseguido a través de la sociedad Almería Alta Velocidad, en la que participan el Gobierno Central, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, comenzar esa obra en su primera fase para eliminar el Paso a Nivel del barrio de El Puche. Se trata de una actuación previa que viene a solventar una situación que tantos problemas y molestias ha causado durante décadas a toda la ciudad, especialmente a los vecinos de la zona. Se trata de una actuación que va a generar no sólo más calidad de vida en el entorno, sino que va a suponer un paso importantísimo de cara a la incorporación de nuestra capital a la red de ciudades conectadas por trenes de altas prestaciones. Y creo que es bueno enfocar estos hechos al margen de las ópticas partidistas y desde el enfoque meramente político. El AVE es una necesidad tan evidente y es un interés compartidos sinceramente por todos los partidos y colectivos sociales almerienses que entrar en una guerra de méritos o atribuciones interesadas creo tan sólo vendría a distorsionar un logro objetivamente bueno para todos los almerienses y en el que todas las administraciones están colaborando lealmente. Por eso creo que es importante destacar que en los últimos días hemos conocido otra noticia igualmente importante que viene a confirmar que la llegada del AVE a Almería ha entrado en una dinámica real, que no tiene marcha atrás y que nos sitúa cada día más cerca de ese esperado servicio. Por fin ADIF ha cumplido con su cometido y ha adjudicado los proyectos de la segunda fase del proyecto, lo que nos va a permitir seguir soterrando y seguir eliminando progresivamente la brecha que suponen las vías del tren en el entramado urbano de la capital. Cambiar las vías del tren por zonas verdes hasta la Avenida del Mediterráneo desde el Paso a Nivel de El Puche y con una nueva estación para que el AVE, esa infraestructura tan necesaria para el futuro y el desarrollo de Almería, sea una realidad cuanto antes. Esa es la Almería de futuro que quieren los almerienses y para la que desde el Ayuntamiento estamos dedicando el mejor de nuestros esfuerzos, porque resolver problemas y acabar con carencias de las que se lleva hablando en Almería desde hace más de tres décadas es un paso hacia un mejor futuro para todos. Ese futuro llegará en AVE en Almería y esta vez lo veremos más pronto que tarde.


Una unión que da más movilidad a Almería

En las ciudades modernas, la movilidad es un derecho tan necesario como la sanidad o la educación, pues permite una estructura urbana más habitable, más segura, más sostenible, más atractiva y, en definitiva, más viva. Por eso, que las dos asociaciones históricas del taxi de Almería, Tele Taxi y Radio Taxi, hayan dado estos días el esperado paso de fusionarse en una única asociación llamada Taxi-Almería, es una de las mejores noticias de cara a la mejora de la movilidad en nuestra capital en los últimos años. Una unión que llega respaldada por la firma de un protocolo de actuación que compromete a las dos partes, el Ayuntamiento y la gremial del taxi, a llevar a cabo una serie de iniciativas dirigidas fundamentalmente a modernizar el sector, fomentar el uso de este transporte público y a mejorar la movilidad urbana. Contar con un único interlocutor para todos los usuarios del taxi en la capital viene a beneficiar a los profesionales del sector, naturalmente, pero aún más a los usuarios. Unos usuarios que van a tener a su disposición 284 vehículos de taxi en toda Almería a través de cualquiera de los dos teléfonos que hasta ahora venían funcionando con las dos asociaciones: 950222222 y 95025111. Este protocolo de colaboración prevé que en los próximos cuatro años, y con el apoyo del Ayuntamiento, se apoye a los titulares de licencias adscritos a vehículos adaptados a personas con movilidad reducida; al fomento de la progresiva implantación de vehículos que utilicen energías alternativas; a la mejora y renovación de material, a la inversión en nuevas tecnologías y a la progresiva implantación de plataformas de gestión y pago en favor de los usuarios. Se pretende también implantar programas de comunicación para el uso del taxi como servicio público y colaborar en la difusión de campañas de concienciación para su utilización como medio de transporte público y sostenible; dotar de nuevas infraestructuras de señalización, toldos, mobiliario urbano y demás elementos que contribuyan a mejorar la visibilidad y funcionalidad de las paradas de taxis de Almería al objeto de garantizar un adecuado mantenimiento y conservación, y también garantizar una atención especial en la celebración de eventos extraordinarios, y muy especialmente, en la Feria y Fiestas, Navidad, San Juan, Noche en Negro y Noche en Blanco y aquellas otras fechas en las que se requiera una organización especial. Son pasos objetivamente buenos para todos los almerienses que no sólo favorecerán la movilidad dentro de Almería, sino que mejorarán la dinámica turística de nuestra capital, uno de nuestros pilares económicos.


festival flamenco

Compás de verano y arte en Almería

Una de las citas culturales que más interés despierta cada año en Almería es, sin duda, nuestro prestigioso Festival de Flamenco y Danza, que este año alcanza ya su 53º edición.

De nuevo, nuestra ciudad recibe en sus escenarios a las figuras más destacadas de una expresión artística enraizada en nuestra cultura y en nuestra manera de apreciar y transmitir la belleza.

Desde aquí os animo a disfrutar del cartel de lujo que ha preparado el Ayuntamiento de Almería a través de su área de Cultura y Educación y que va a reunir en nuestra capital desde grupos de prestigio internacional como el Ballet Flamenco de Andalucía, o la triple convocatoria del ciclo “3 A compás”, el lunes 15, martes 16 y miércoles 17, que se desarrollará en la Alcazaba de Almería.

La primera noche con Aitana Rouseau, la segunda con Macarena Ramírez y la tercera con Eduardo Leal. Será el jueves, 18 de julio, cuando llegue el primero de los grandes montajes que se celebrarán en la Plaza de Toros, con el Ballet Nacional de España y la Orquesta Ciudad de Almería, bajo la dirección de Antonio Najarro, que ofrecerá una selecta representación de piezas de ‘Eritaña’, ‘Zapateado de Sarasate’, ‘Eterna Iberia’ y ‘El Sombrero de Tres Picos’. El mismo espacio escénico abrirá sus puertas al día siguiente, para recibir a José Mercé y José Fernández ‘Tomatito’, presentando su nuevo disco conjunto, ‘De Verdad’.

La semana se cerrará el sábado, 20 de julio, con la juventud y energía de La Tremendita, José del Tomate y María José Pérez, en este caso, de nuevo, en la Alcazaba. Pero todavía el Festival Flamenco tendrá una semana más de convocatorias.

El lunes, 22 de julio, será la tercera y última cita de ‘Plazeando’, con la bailaora Azahara Herrera en la calle General Luque, esquina con la Iglesia de San Juan. Mientras que los dos últimos grandes espectáculos volverán a la plaza de toros.

El miércoles, día 24, con Chick Corea & The Spanish Heart Band, concierto con el que afamado instrumentista internacional debutará en un festival flamenco, con un elenco de músicos en el que se encuentra el guitarrista almeriense Niño Josele o el saxofonista Jorge Pardo, y el viernes, 26 de julio, con ‘Carmen’, de Salvador Távora, el dramaturgo recientemente fallecido que revolucionó las artes escénicas vinculadas al flamenco. Las entradas se encuentran disponibles en la taquilla municipal situada en el Teatro Apolo y en la página web www.almeriaculturaentradas.es

Tienen un precio de 25 euros para la zona del patio de butacas y de 20 euros para la zona del anfiteatro. Como suele ser habitual en los espectáculos del Auditorio, se contará con servicio gratuito de ludoteca para niños de entre 3 y 12 años, realizando reserva previa en el teléfono 950 089 298. Sin duda, no hay mejor forma de iniciar el verano con más arte en Almería.


Almería como referente del talento

El Ayuntamiento participa un año más en el impulso que para nuestra capital suponen los cursos de verano de la Universidad de Almería, una apuesta por la excelencia que cumple ahora veinte años de fructífera vida. Mejorar los conocimientos y aumentar las competencias son fines que no sólo son aplicables a la formación académica de las personas, sino que son valores que podemos y debemos extender a todos los ámbitos de la vida. Por eso el Ayuntamiento va a estar una edición más del lado de nuestra universidad, a la que quiero agradecer una vez más como Alcalde, como almeriense y como exalumno, su permanente compromiso con el talento y la innovación. Me cabe este año, además, el honor de poder participar en alguno de estos cursos, a cuyos directores quiero trasladar mi agradecimiento y mi propósito de sumar de modo activo todo lo que pueda aportar al desarrollo de los mismos. Analizar el papel del deporte y ocio inclusivo en la sociedad actual, estudiar los desafíos de la seguridad nacional de España o profundizar en el fenómeno global de la capitalidad gastronómica Almería 2019 son, sin duda, tres materias apasionantes sobre las que merece la pena compartir impresiones y debatir diferentes puntos de vista. Y creo que estos cursos son una nueva prueba de que el binomio Ayuntamiento-Universidad es una pieza clave en el engranaje de transmisión de conocimiento y generación de oportunidades que necesita Almería. En este sentido, quiero agradecer una vez más a su Rector, Carmelo Rodríguez, su permanente disposición a la colaboración y a la búsqueda de sinergias comunes, de manera que podamos estar al lado de aquellos que quieran abrir sus horizontes a una Almería mejor, más comprometida y más universitaria. Y esta colaboración es necesaria para el desarrollo de una ciudad más  inteligente, más innovadora y abierta, que ofrezca a los almerienses y a quienes nos visiten servicios de calidad, eficientes y respetuosos con su entorno, mediante el despliegue de nuevas tecnologías que propicien la creación y el asentamiento de nuevas actividades empresariales. Los profesores, investigadores y alumnos de la UAL tienen un papel fundamental, que no se mide únicamente por los logros cosechados al término de cada curso o de cada proyecto, sino también -y de manera muy especial- por la capacidad de trasladar todo ese conocimiento y todo ese afán por saber más a todos los sectores y tejidos productivos de la sociedad almeriense. Y ahí reside, a mi juicio, el verdadero valor de estos Cursos de Verano, convertidos en una herramienta de proyección del talento de nuestros jóvenes y en una referencia de excelencia para el conjunto de Almería. Enhorabuena a todos.